Rubinzal Online

DoctrinaOnline



Actualización de la prestación dineraria por incapacidad laboral temporaria causada por riesgos del trabajo luego del cese de la relación laboral

Autor:  Ackerman, Mario E.

Cita: RC D 374/2021

Encabezado:

Las prestaciones por Incapacidad Laboral Temporaria no están condicionadas por el mantenimiento del vínculo laboral. De hecho, no es necesario siquiera que la primera manifestación invalidante se haya manifestado antes de la extinción del vínculo. Sin embargo, la cuestión práctica que necesariamente se plantea a partir de ello es cómo actualizar las prestaciones dinerarias por la situación de Incapacidad Laboral Temporaria que se prolonga más allá de la terminación de la relación de trabajo, especialmente a partir de la vigencia de la corrección introducida por el art. 6 del Decreto 1694/2009.


Sumario:

A. Reglas vigentes antes de la entrada en vigencia del artículo 6to. del Decreto 1694/2009. B. El artículo 6to. del Decreto 1694/2009 y la Resolución MTESS 983/2010. C. La sustitución del artículo 32 de la Ley 24241 por las Leyes 27426 y 27609 y la sucesión de los distintos mecanismos para la determinación de los incrementos porcentuales.


Actualización de la prestación dineraria por incapacidad laboral temporaria causada por riesgos del trabajo luego del cese de la relación laboral

Según es sabido, al igual que las prestaciones dinerarias por Incapacidad Laboral Permanente (ILP) o Muerte del trabajador, el derecho a la correspondiente a la situación de Incapacidad Laboral Temporaria (ILT) no está condicionada por el mantenimiento del vínculo laboral, de suerte que es suficiente para el nacimiento o el mantenimiento de la acreencia a aquéllas o esta que el accidente de trabajo o la enfermedad profesional causante se hayan producido u originado durante la vigencia de la relación de trabajo.

De hecho, aunque esto es menos frecuente -especialmente en los casos de accidentes de trabajo-, no es necesario siquiera que la primera manifestación invalidante se haya manifestado antes de la extinción del vínculo.

La cuestión práctica que necesariamente se plantea a partir de estas observaciones es cómo actualizar las prestaciones dinerarias por la situación de ILT que se prolonga más allá de la terminación de la relación de trabajo, especialmente a partir de la vigencia de la corrección introducida por el artículo 6to. del Decreto 1694/2009.

A. Reglas vigentes antes de la entrada en vigencia del artículo 6to. del Decreto 1694/2009

Hasta el dictado y entrada en vigencia del Decreto 1694/2009, y de acuerdo con lo previsto en el apartado 1 del artículo 13 de la Ley 24557, durante la situación de ILT el trabajador debía percibir una prestación de pago mensual de cuantía igual al valor mensual del ingreso base.

El ingreso base, según el texto originario del artículo 12 de la LRT -y vigente hasta su sustitución en el año 2017 por el artículo 11 de la Ley 27348-, se determinaba dividiendo la suma total de las remuneraciones sujetas a cotización correspondientes a los doce meses anteriores a la primera manifestación invalidante o al tiempo de prestación de servicio si fuera menor a un año, por el número de días corridos comprendidos en el período considerado -apartado 1- y su valor mensual resultaba de multiplicar la cantidad así obtenida por 30.4 -apartado 2-.

Tal vez con la ilusión de que en el futuro no habría ya inflación en la Argentina o despreciando esta posibilidad, lo cierto es que la norma no contemplaba que las sumas devengadas en el período anterior a la primera manifestación invalidante pudieran ser actualizadas hasta la fecha del cálculo, así como tampoco se consideraba algún mecanismo de corrección para el futuro para las prestaciones dinerarias de pago periódico.

B. El artículo 6to. del Decreto 1694/2009 y la Resolución MTESS 983/2010

La primera de esas carencias fue corregida en el año 2009 con las reglas del artículo 6to. del Decreto 1694/2009 que, sin derogar ni modificar en forma expresa al artículo 13 de la Ley 24557 -que había sido sustituido ya por el DNU 1278/2000, pero sin afectar el mecanismo de determinación del ingreso base del texto originario-, estableció que

 
Las prestaciones dinerarias por Incapacidad Laboral Temporaria (ILT) o permanente provisoria mencionadas en el artículo 11, inciso 2, se calcularán, liquidarán y ajustarán de conformidad con lo establecido por el artículo 208 de la Ley de Contrato de Trabajo Nº 20.744 (t.o. 1976) y sus modificatorias.

Esta sustitución del criterio establecido en el apartado 1 del artículo 13 de la LRT, y al margen de las vacilaciones que puede provocar su validez constitucional en cuanto se trató, en los hechos, de una modificación de una ley por un decreto -aunque, formalmente, el referido apartado 1 del artículo 13, en este aspecto, nunca fue modificado-, tuvo como consecuencia inmediata que, a partir de esta nueva norma, la remuneración del trabajador a considerar para determinar el monto de la prestación por ILT ya no tomaría como referencia lo devengado en el año anterior a la primera manifestación invalidante -como establecía en ese momento el apartado 1 del artículo 12 de la misma Ley 24557-, sino la que perciba en el momento de la interrupción de los servicios, con más los aumentos que durante el período de interrupción fueren acordados a los de su misma categoría por aplicación de una norma legal, convención colectiva de trabajo o decisión del empleador -art. 208, LCT-.

Otra diferencia importante era que, con el nuevo mecanismo, el pago mensual no debía incluir la parte proporcional del aguinaldo, como sí ocurría para el cálculo del ingreso base. 

Sin embargo esto último fue insólitamente modificado poco después por la Resolución 983/2010, del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, que en su artículo 2do. estableció que la prestación dineraria que se devengue deberá incluir la parte proporcional del sueldo anual complementario. 

Pero, en orden a lo que aquí interesa, esa misma Resolución ministerial trajo otra novedad de importancia no menor que dio respuesta a la segunda omisión indicada en el párrafo final del parágrafo anterior.

En efecto, y también en ejercicio de dudosas facultades normativas, en el artículo 3ro. de la Resolución 983/2010 se estableció que

En los casos en que los damnificados en situación de Incapacidad Laboral Temporaria ... hayan perdido el vínculo laboral con el empleador por cualquier causa, los obligados al pago de las prestaciones dinerarias, respecto de los incrementos producidos en las remuneraciones que le hubieren correspondido al trabajador por cualquiera de las modalidades que refiere el artículo 208 de la Ley Nº 20.744 (t.o. 1976) y sus modificatorias, deberán tener en cuenta lo que estipula el segundo párrafo, del artículo 6º, del Decreto Nº 1694 de fecha 5 de noviembre de 2009.

A pesar de la imprecisión del texto, la referencia al segundo párrafo del artículo 6to. del Decreto 1694/2009 implicaba que la actualización de la prestación dineraria por ILT en esa hipótesis debía hacerse en la misma proporción en que lo sean las prestaciones del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 32 de la Ley 24241, modificado por su similar 26417.

Esto llevaba así a que se produjera un incremento semestral aplicando los parámetros de la ley previsional.

C. La sustitución del artículo 32 de la Ley 24241 por las Leyes 27426 y 27609 y la sucesión de los distintos mecanismos para la determinación de los incrementos porcentuales

En el año 2017, el artículo 32 de la Ley 24241 fue sustituido por el artículo 1ro. de la Ley 27426.

La modificación supuso no sólo un cambio del índice de actualización sino, además, que esta debía ser hecha trimestralmente.

Con el cambio de gobierno en el año 2019, se produjo una nueva modificación del artículo 32 de la Ley 24241 que, sin cambiar el período trimestral de actualización, reemplazó el índice que debía aplicarse.

La sustitución, sin embargo, no fue inmediata, por lo que hubo una suerte de período de transición desde que, en el marco de la Ley 27541, que declaró la emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social, se dispuso la suspensión por ciento ochenta días la aplicación del artículo 32 de la Ley 24241.

Como consecuencia de esta suspensión, el artículo 55 de esa misma ley, estableció que, por el indicado plazo, el Poder Ejecutivo Nacional (PEN) debía fijar trimestralmente el incremento de los haberes previsionales.

El PEN definió el primer incremento de las prestaciones previsionales con el Decreto 163/2020, con vigencia a partir del 1ro. de marzo de 2020, en el 2,3 % más una suma fija de $ 1.500, suma esta que al impactar porcentualmente de modo distinto según los montos de los haberes, obstaba a que existiera un porcentaje único y uniforme para todos los beneficios.

En razón de esto último, el artículo 6to. del referido Decreto 163/2020 facultó, entre otros organismos, a la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) para que adopte las medidas necesarias para asegurar la efectiva aplicación de dicho decreto, delegación que, en lo hechos, significó la atribución a esta última de la facultad de establecer un porcentaje de incremento de las prestaciones dinerarias de pago periódico distinto -y obligadamente superior- al del 2,3 % establecido para los beneficios previsionales.

Teniendo cuenta distintos parámetros que se indicaron en sus considerandos, con la Resolución 52/2020, del 3 de junio de 2020, pero con vigencia a partir del 1 de marzo de ese año, la SRT determinó un incremento del 8,3 % para las prestaciones por ILT de los trabajadores que hubieran perdido el vínculo laboral por cualquier causa. Criterio que se aplicó también para aumentar los montos de las prestaciones de los trabajadores que se encontraran en situación de Incapacidad Laboral Permanente Provisoria y para la prestación mensual por Gran Invalidez (art. 1ro., Res. SRT 52/2020).

El artículo 3ro. de la misma Resolución 52/2020 precisó también que los parámetros y mecanismo en base a los cuales se estableció el referido aumento del 8,3 % sería de aplicación hasta que se determine un nuevo mecanismo de actualización en sustitución del establecido por el artículo 32 de la Ley 24241 y en el artículo 4to. facultó a la Gerencia de Control Prestacional para elaborar y publicar el próximo índice, que habría de regir a partir del mes de junio de 2020.

En ejercicio de esta delegación, con la Disposición 4/2020, del 26 de junio de 2020, el Gerente de Control Prestacional estableció el incremento a partir del 1 de junio de 2020 en el 6,12 %.

La dilación producida en el Poder Legislativo para la sanción de la ley que habría de sustituir al artículo 32 de la Ley 24241, llevó a que el Poder Ejecutivo, con los Decretos 692/2020 y 899/2020, incrementara los beneficios previsionales en un 7,50 % y un 5 %, con vigencia a partir del 1 de setiembre y el 1 de diciembre de 2020, respectivamente.

Al no haberse incluido en estos casos sumas fijas adicionales a los porcentajes indicados, no hubo así inconvenientes para aplicar esos mismos aumentos a la prestación por ILT en los supuestos en los que el vínculo laboral estuviera extinguido.

Finalmente, como consecuencia de la entrada en vigencia de la Ley 27609 y la sustitución del artículo 32 de la Ley 24241, que supuso la adopción de un nuevo mecanismo para el ajuste trimestral de los haberes previsionales, con la Resolución Anses 48/2021, del 24 de febrero de 2021, se estableció un incremento del 8,07 %, con vigencia a partir del 1ro de marzo de 2021.

Este porcentaje, al surgir de las nuevas reglas del artículo 32 de la Ley 24241, se aplica así directamente para la actualización de la prestación por ILT y el mismo criterio deberá seguirse en el futuro para su incremento trimestral.



Esta obra se publica bajo una Licencia Creative Commons de Atribución – No Comercial – Sin Obra Derivada (by-nc-nd).
Se permite el uso personal, la reproducción y puesta a disposición de terceros sin fines comerciales. Velando por el respeto de los derechos intelectuales, se deberá mencionar la autoría y a Rubinzal Culzoni Editores en todos los casos. No se permite la generación de obras derivadas.
Para acceder a más obras de acceso libre, ingrese en www.rubinzalonline.com.ar

Volver a la página principal.